Familias fatales / Ben Aaronovitch

El cuerpo mutilado de una mujer y ni rastro de magia: eso es lo único que el agente Peter Grant encuentra en la escena del crimen. Pero tiene razones para creer que el asesino practica la magia… Todas las pistas apuntan al mismo lugar: el Skygarden, una torre diseñada por un loco y habitada por personas desesperadas. Dispuestos a resolver el misterio, Peter Grant y su mentor, el inspector Nightingale, se adentrarán en las tinieblas más allá del Támesis, donde se esconden los secretos más oscuros de Londres.
El aprendiz de mago y agente de policía, Peter Grant, vuelve para intentar detener al mago más poderoso de Londres en Familias Fatales de Ben Aaronovitch (Londres, 1964), cuarto libro de la saga.
La investigación de un accidente de tráfico conduce a nuestros protagonistas al hallazgo del cuerpo de una mujer mutilado. Aunque no encuentran ninguna pista, todas las alarmas se disparan para nuestro aprendiz y cree que la magia pueda estar involucrada en este asesinato de alguna manera. Junto a su compañera y amiga Lesley y liderados por Nightingale, comenzarán su particular análisis del caso y todos los indicios les llevarán al Skygarden, una torre de viviendas diseñada por un arquitecto cuya cordura dejaba mucho que desear y que parece estar ligada con algunos sucesos mágicos. El Skygarden, habitado por personas de dudosa reputación, será el lugar donde nuestra pareja realice sus indagaciones, que les llevarán a cruzarse una vez más con “el hombre sin rostro”.
Familias fatales es la cuarta entrega de la serie protagonizada por Peter Grant. Como en la mayoría de las series, nos encontramos con una trama autoconclusiva, pero con un hilo común a todos los libros. En este caso, esta trama lineal es la que enfrenta a Peter, Lesley y Nightingale con “el hombre sin rostro”, a quien conocimos en el primer libro y cuya presencia ha sido una constante en la serie, convirtiéndose así en el principal antagonista de Peter.
Uno de los aciertos de esta saga es su ambientación en la capital inglesa, un punto muy positivo que le da un toque especial a la historia. Otro de sus puntos fuertes es la presencia de esos dioses o señores de los ríos que siguen formando parte de la trama aportando originalidad. Los personajes con respecto al primer libro han sufrido una evolución positiva. Lesley aún sufre las secuelas de su primer enfrentamiento con “el hombre sin rostro” y ahora es aprendiza de maga junto a Peter. Este a su vez ha ido mejorando sus conjuros y se muestra más independiente y con más iniciativa propia.
La narración sigue estando repleta de humor y alusiones tanto a libros como series y programas de televisión, con lo que Aaronovitch consigue crear un mundo fantástico muy real y perfectamente integrado en la vida actual.

Autor: 
Aaronovitch, Ben, autor. aut
Año: 
2019
Lengua: 
Tipo de ejemplar: 
Tipo de usuario: