Si volvemos a vernos, llámame Gwen / Germán Sánchez Espeso

"La vida es la única trampa en la que no nos importa caer... A veces creemos que no nos queda ya nada en la vida. En esos momentos, hay una cosa que debemos saber...: Cuando ya no nos queda nada en la vida, aún nos queda la vida".
Esta reflexión, de uno de los personajes de la novela que nos ocupa, creo que define la vida de Chowder Marris, un aspirante a guionista de cine tan ¿malo? que no consigue vender ni uno de sus guiones, si es que llega a terminar alguno de ellos, algo también dudoso.
Y su mala suerte  le lleva a atropellar a una niña, un día de alcohol y locuras, algo que le perseguirá toda su vida, además del hermano de la víctima. Y a ser acusado de un delito que no cometió y que dará con sus huesos en la cárcel y, a partir de ese momento, todo cambia, si es que no era el siguiente escalón de una escala que él solo iba ascendiendo, o descendiendo, consciente o inconscientemente.
Relato con todos los elementos de la “novela negra”, que la mano astuta de Germán Sánchez Espeso (Premio Nadal en 1978) compone de una forma tan rupturista como original, al modo que se nos antoja un desquiciado rompecabezas por armar, y cuya lectura, por el ambiente y la trama, nos evoca el mejor cine de David Lynch.
Germán Sánchez Espeso nació en Pamplona, el 22 enero de 1940. Terminado el bachillerato, ingresó en la orden de los jesuitas, donde cursó estudios de clásicos filosofía, cine y televisión. Abandonó la Compañía de Jesús, desengañado de sus creencias religiosas, mientras estudiaba Teología. Sin embargo, es importante señalar que durante ese tiempo ya había concebido sus primeras novelas.

Autor: 
Sánchez Espeso, Germán.
Año: 
2019
Lengua: 
Tipo de ejemplar: 
Tipo de usuario: